Página 50 - Desarrollo de la Creatividad en la Escuela

37
Desarrollo de la Creatividad en la Escuela
3.3
ETAPAS CREATIVAS EN EL ARTE
Los aportes de algunos psicólogos evolutivos en relación con la creatividad infantil se
centran, fundamentalmente, en la imaginación creadora en el juego o en el arte, en sus
múltiples manifestaciones.
Lersch estudió la imaginación lúdica como una forma previa a la imaginación planifica-
dora y creativa, identificando etapas en el juego infantil. Asimismo, el conocido psico-
logo evolutivo Arnold Gesell, indica que hay un desarrollo de las fuerzas creativas; sus
observaciones registran la actitud de niños y niñas frente a obras literarias, musicales o
sus comportamientos al dibujar, pintar, modelar, jugar con elementos de la naturaleza,
como arena, piedras, agua; construir con bloques, modelar con masilla. (Heinelt, 1986)
Otro aporte es el de Viktor Lowenfeld, quien en sus obras
El niño y su arte
(1973)
y
Desarrollo de la capacidad creadora
(1980)
describe etapas de la creatividad en la in-
fancia, niñez y adolescencia, identificando las siguientes etapas del desarrollo creativo
en las artes plásticas:
Garabateo (de 2 a 4 años)
Pre esquemática ( de 4 a 7 años)
Esquemática (de 7 a 9 años)
Realismo (de 9 a 12 años)
Razonamiento (de 12 a 14 años)
De la decisión ( de 14 a 17 años)
La clasificación de etapas del desarrollo del dibujo infantil que hizo Lowenfild sigue
siendo en la actualidad el referente en estudios evolutivos. Sin embargo, durante la
segunda parte del siglo XX, cambiaron los enfoques de estos estudios.
Si antes, las investigaciones buscaban rasgos comunes que aparecen en las producciones
artísticas, hoy en día se busca determinar de qué manera las influencias culturales son
decisivas en las manifestaciones artísticas en el dibujo, en la música, en la literatura,
en la danza, en el teatro. (Marin V, 2003)
Mayesky y Neuman (1980) en
Actividades creativas para niños pequeños y Cherry
(1980),
en
El arte en el niño de edad preescolar
se refieren a las etapas del desarrollo humano
y su relación con la creatividad. Pero ambos centran su atención al ámbito de las artes
plásticas, fundamentando la evolución del desarrollo artístico y sus manifestaciones en
la combinación de la evolución del sistema nervioso central con la influencia del medio
donde interactúa el niño o niña.
Ambos autores, al igual que Lowenfeld, resaltan la importancia de fomentar el desa-
rrollo sensorio-motor, socioemocional e intelectual, para ir logrando una evolución en
las manifestaciones artísticas infantiles.
Según ellos, la labor de la escuela es integrar y apoyar las diversas manifestaciones
creativas de niños y niñas y reconocer y valorar las mismas, según las etapas evolutivas
en que éstos se encuentran.